Talla Casco

En Vespamálaga sabemos lo importante que es elegir un casco que quede totalmente ajustado a la cabeza y por eso te pedimos, que no sólo te fijes en la talla del casco, si no que una vez tengas el casco en casa, te lo pruebes y te asegures de que se ajusta correctamente. 

Pasos para escoger un casco a tu medida:

1.- Coge una cinta métrica y mídete el contorno de tu cabeza, dando la vuelta a la cabeza con la cinta a la altura de tu frente (+/- 2cm por encima de las cejas).

 

2.- Siguiendo la siguiente tabla, escoge la talla de casco que necesitas. En caso de que la longitud esté entre una talla y la otra, escoge la talla inmediatamente inferior, ya que más vale que te quede apretado porque con el uso normalmente las espumas del casco suelen ceder un poco y adaptarse mejor con el tiempo. Por ejemplo, si la medida es de 56,5 cm, coge un casco talla S.

Esta tabla es orientativa, los fabricantes no tienen estandarizadas las tallas, cuando escojas el casco y selecciones la talla, compruébala con las medidas que facilitamos en la pestaña.

3.- Una vez recibas el casco en tu casa, no le quites las etiquetas aún, por si tuvieras que cambiarlo. Póntelo, cogiendo las cintas de la hebilla con cada mano. El casco tiene que parecer que no va a entrar o que va muy justo. 

4.- Cuando ya lo tengas metido en la cabeza, comprueba que no te aprieta demasiado. Si notas que te provoca dolor en alguna parte de la cabeza, debido a la presión excesiva, entonces es que te está pequeño y seguramente necesitarás cambiarlo por una talla más grande.

5.- Si el casco no te aprieta demasiado, comprueba que no te quede demasiado grande. Para ello, prueba a meter el dedo por la parte de la frente o por la zona posterior del cuello. Si tus dedos entran fácilmente entre el casco y la piel, seguramente el casco es demasiado grande. 

6.- También debes comprobar que moviendo el casco con las manos, hacia ambos lados, al mismo tiempo que intentas mantener la cabeza mirando al frente, el casco no gira, que se mueve conjuntamente con toda la cabeza. 

7.- Ahora puedes comprobar que la cinta de la hebilla te sujeta bien el casco. Para ello debes abrocharte la hebilla y ajustarla a la medida de tu cuello, para que no te ahogue ni tampoco te quede floja. Suele haber diferentes tipos de hebillas, por lo que deberás mirar la información que adjunta el fabricante si no sabes ajustarla. Una vez tengas la hebilla abrochada, coge el casco con las dos manos, por la parte inferior-trasera y tira de él para arriba, como si quisieras sacártelo. Si el casco puede salir, necesitas cambiar de talla o de modelo. 

*Todas estas informaciones son informativas y es el propietario del casco quien decide si ese casco es el correcto para su cabeza o no. Vespamálaga no se hace responsable de cualquier daño que el cliente pueda sufrir como causa de un mal ajuste o utilización de los cascos comprados en esta tienda.


Comparar 0